viernes, 21 de agosto de 2009

emergencia doméstica

si no dejo de comprar zapatos, de pensar en zapatos, de salir a mirar zapatos y hasta de imaginar las futuras compras de zapatos y no voy al SUPERRRRRRRRRRRRRRRRRRR HOYYYYYYYYYYYYYYYYYYY voy a tener que empezar a comer ZAPATOS!
Asi que salgo de este nosocomio educativo donde me hayo internada de 8 a 16 y corro al COTO más cercano! eso si con unas botas de montar negras divinas que calzo en el día de la fecha!

5 comentarios:

Ilmapache dijo...

es todo un tema, podria graficar? podria graficar su debilidad? que el pulso no le tiemble, beso

Marie dijo...

bueno, bueno, hay cura
es dificil pero se puede

Lady B dijo...

En honor a toi y a tu post dear Lady P, me tomé el trabajo de contar mis zapatos (si si, así de tanto forman parte de mi vida los bloggers, sepaló!) y culminé en la aterradora suma de... alguna apuesta? quien da más? respuesta final?

Cuarenta y dos.. si, leyó bien señor/a blogger, cuarenta y dos pares de zapoatos (ojo, entre sandalias, chatitas y botas). Vos decís que me haga unas chatitas a la plancha con salsa de finas hierbas esta noche?

madamelulu dijo...

bueno está bien andá al supermercado y a la noche pedí un delivery de zapatos

Anónimo dijo...

Je je que mal alimentado debe estar tu marido!!!