domingo, 21 de marzo de 2010

el fin de semana nos deja...
2 pelis una buena y otra mala, bastados sin Gloria y The Hurt Locker (respectivamente).
Ayer sábado me despertó alrededor de las 6 de la mañana con un dolor en el pecho que me dificultaba respirar, aguanté un ratito, lo desperté al chico y le dije de mi dolor, y pensando que me estaba infartando, no fue de mucha ayuda para traer calma. Pero igual me atendió, cuidó, pretendió que me quedará quieta y que fuéramos al médico. Nada de eso sucedió solo el analgésico que me hizo tragar. Resulta claro que era muscular, pero me acompañó a lo largo de todo el día. A la noche vinieron unos amigos, y hablando de temas que quizás no esta bueno hablar en reunión, terminé yo dando un portazo y llorando en la cocina ... los amigos se fueron, espantados, supongo del espectaculo lamentabla que dimos. Estamos movilizados, asustados de nosotros mismos y llenos de vengüenza, eso sumado a un domingo lluvioso hace que festeje que se va el verano y ya no podremos reunirnos en el patio los sábados a la noche, al menos nunca más, a dar ese tipo de espectáculo.
el dolor en el pecho ??? de tanto llorar se me fue por completo. Resulta claro que no era muscular.

2 comentarios:

Dos dijo...

pero que feo todo, que no se repita, eh

la cámara lúcida dijo...

que pasó????

llamame nena.